En la parte más elevada del pueblo medieval de Ujué, se encuentra el templo fortificado de Santa María de Ujué.

Se trata de un templo de origen románico, embebido por diferentes construcciones que lo rodean y enmascaran. Su rasgo más peculiar es su aspecto de fortaleza militar por sus torres almenadas, pasos de ronda y robustos contrafuertes.

En la actualidad, se trata de un Monumento Nacional, donde se han llevado a cabo importantes reformas. Una de las joyas de la localidad por sus hermosas galerías, su gran nave gótica con cabecera románica y sus dos portadas.

En el pasado, Ujué fue el principal bastión del reino de Pamplona frente a los dominios musulmanes de las riberas del Ebro. Esta iglesia, con imponente aspecto de fortaleza, es el resultado de aquellas guerras y alianzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada